Comunidades nativas beneficiarias de la Reserva Comunal Amarakaeri recibieron con suma preocupación el anuncio de la construcción de la plataforma PAD A en el Lote 76 por parte del Consorcio Hunt Oil, Repsol y Pluspetrol, lo que significará la deforestación de cuatro hectáreas dentro de esta área natural ancestral del pueblo Harakmbut.

Esta actividad forma parte del plan de trabajo del consorcio que este año tiene previsto perforar un primer pozo en busca de yacimientos de hidrocarburos en el subsuelo.

El presidente del Ejecutor del Contrato de Administración de la Reserva Comunal Amarakaeri, que representa a 10 comunidades nativas colindantes a la RCA, Fermín Chimatani Tayori, afirmó que hay mucha desinformación y poca transparencia en torno a los trabajos que realiza este consorcio.

Indicó que este lugar es el corazón del pueblo harakmbut. “Recién hace 50 años hemos sido contactados y obligados a salir de nuestro territorio, nuestros padres han vivido allí y estamos seguros que aún están las tumbas, las chacras de nuestros ancestros”, reafirmó.

Lamentó que el ECA RCA solo sea tomada como mesa de partes por parte de las empresas petroleras y no como la contraparte e interlocutor válido que representa a
las 10 comunidades nativas que van a ser trastocadas no solo ambiental sino social y culturalmente por las actividades de exploración y explotación.

Recién el miércoles 14, el consorcio convocó a una reunión a la Jefatura de la RCA, al ECA – RCA y FENAMAD para definir el protocolo de ingreso a la plataforma a fin de ejecutar su plan de monitoreo ambiental que considera el rescate y reubicación de epífitas (orquídeas y bromelias).

Precisamente las organizaciones indígenas ECA – RCA y FENAMAD alcanzaron sus observaciones a este plan que incluye el ingreso de 27 personas, cuatro de ellas científicos del Instituto Smithsonian de EEUU y nueve indígenas.