Comuneros extrajeron gran cantidad de excremento de los murciélagos que invadieron el local.