Dos comunidades nativas Puerto Luz y San José de Karene son las beneficiadas con el proyecto “Manejo de bosques secundarios a través de sistemas agroforestales relacionados a la cosmovisión indígena en zonas de amortiguamiento de la Reserva Comunal Amarakaeri”, que viene ejecutando la Federación Nativa del río Madre de Dios y Afluentes -FENAMAD articulado con el Ejecutor del Contrato de Administración de la RCA.

El objetivo del proyecto es restablecer el funcionamiento ecológico de los bosques degradados por actividades extractivas como la minería y fortalecer los conocimientos ancestrales del pueblo indígena sobre el manejo de bosques.

Ya se han identificado las áreas donde se va a reforestar y que equivalen a 10 hectáreas por cada comunidad beneficiaria. En total son seis mil los plantones de especies como cedro y caoba los que se van a plantar y cuyas semillas fueron traídas desde el Purús.

Las comunidades nativas están apostando por esta clase de árboles debido a que les va a generar economía de aquí a 20 o 30 años, explicó Luis Tayori.

Antonio Iviche de San José de Karene y Marcos Patiachi de Puerto Luz son los encargados en sus comunidades de hacer seguimiento al proyecto financiado por el Fondo de Desarrollo para los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe – FONDO INDIGENA. El proyecto está en ejecución desde el año pasado y tiene una duración de 8 meses.