• Goremad ha iniciado estudios para el mejoramiento de un camino vecinal hasta Boca Manu que no existe .
  • Previo a ejecución de cualquier proyecto se debe realizar un proceso de consulta previa en comunidades nativas.

Madre de Dios, 18 de noviembre 2015.- El proyecto de ley 2320 aprobado por el Congreso que declara de necesidad pública y de interés nacional la construcción de la carretera de integración de Madre de Dios, tramo Nuevo Edén-Boca Manu-Boca Colorado, obliga al gobierno regional de Madre de Dios a cumplir con el marco legal.

El presidente del Ejecutor del Contrato de Administración de la Reserva Comunal Amarakaeri, Fermín Chimatani Tayori fue claro al afirmar que esta norma indica que el Gobierno Regional y Provías Nacional realicen los estudios requeridos por ley, dando la razón a los pueblos indígenas y sus organizaciones que siempre han exigido se cumpla la consulta previa, la indemnización por la afectación a los territorios comunales y la seguridad territorial como condición previa habilitante para su aprobación.

Sostuvo además que la carretera que construye el Goremad es ilegal, pues en el Sernanp solo se ha presentado un expediente de mejoramiento del camino vecinal Nuevo Edén-Shipetiari, y actualmente ha iniciado estudios para el mejoramiento de un camino vecinal Shipetiari-Maronal-Boca Manu, y lo que aprobó el Congreso es una carretera de integración, un proyecto de mayor magnitud que debe tener un enfoque integral y financiamiento destinado a la mitigación de impactos y el fortalecimiento de las actividades económicas como se trabajó en la carretera interoceánica.

“El Goremad tiene que hacer bien las cosas respetando los derechos de los pueblos indígenas”, recalcó Fermín Chimatani.