• Presidente del ECA Amarakaeri afirmó que las organizaciones indígenas están exigiendo el acceso de los pueblos indígenas al fondo para el cambio climático, provenientes de los países desarrollados y en desarrollo.
  • Así generarán oportunidades y recursos necesarios para proponer, diseñar, implementar los proyectos de adaptación y mitigación basados en los conocimientos tradicionales y formas de vida.

Madre de Dios, 11 de diciembre 2015.- Para que sean las propias comunidades las que manejen los incentivos económicos que reciban por la conservación de sus bosques, el Programa Nacional de Conservación de Bosques dicta del 11 al 13 de diciembre el I Taller de Capacitación para Comités de Gestión Comunal.

El presidente del Ejecutor del Contrato de Administración de la Reserva Comunal Amarakaeri, ECA-Amarakaeri, Fermín Chimatani Tayori afirmó que las comunidades deben estar preparadas para manejar sus incentivos. “Este programa llega a las comunidades gracias a la suma de esfuerzos de FENAMAD, COHARYIMA, COINBAMAD, AFIMAD Y ECA Amarakari, el estado y otros aliados que iniciaron las conversaciones para que el programa llegue a los pueblos indígenas de Madre de Dios”, señaló.

Recomendó además a los delegados de comunidades presentes que aprovechen estos tres días para aprender y luego manejar los incentivos económicos que reciban no solo a través del Programa Bosques sino el propio fortalecimiento organizativo para la autogestión comunal.

En este taller participan nueve comunidades Palma Real, Sonene, Boca Pariamanu, Puerto Arturo, Infierno de la parte baja de Madre de Dios y de la parte alta Puerto Azul, Boca Isiriwe, Queros y Santa Rosa de Huacaria.

Como parte de la capacitación, los técnicos están brindando herramientas de administración básica para la ejecución de planes de inversión que se ejecutarán con los incentivos económicos que reciban anualmente por la conservación de bosques.

Cada comunidad firmará un convenio de cinco años con el Programa Bosques del Ministerio del Ambiente para recibir un incentivo por conservar sus bosques comunales. Estos fondos los administrarán directamente ellos para desarrollar iniciativas económicas sostenibles en sus territorios en el marco de un plan de inversión.